CARTA DE UN MILLENNIAL A SU JEFE

Como empleador, quizás te preguntes continuamente porqué los Millennials siguen renunciando a tu empresa cada año, o 2 en el mejor de los casos. Atraer y mantener gente en las empresas cada día se vuelve más difícil; y este es un problema que no podemos ignorar, dado que los Millennial son actualmente entre el 35-50% de la fuerza laboral en México y en EEUU; y el año que entra andarán rondando el 50%.

Buscando ejemplificar algunas razones por las cuales pasa eso; aquí una carta de un Millennial renunciándole a su jefe:

A MI JEFE:

Me entrevistaste diciéndome que tenía posibilidades de desarrollo, que tu forma de pensar era “pro gente”, que podría crecer junto contigo y que tu empresa era fantástica.

Lamentablemente hoy me doy cuenta que eso no es verdad y por eso he decidido dejar la empresa. Aquí te enlisto las principales razones por las que me voy:

  1. Faltas al respeto

Te enfureces por errores que tú mismo propicias, al no tener tu estructura y funciones bien definidas. Tu forma de retroalimentación es por medio de gritos, sarcasmos y actitudes viscerales que no caben en un verdadero líder. Quise encontrar en ti a alguien a quien admirar, alguien a quien seguir, alguien que me inspire a ser mejor y que desee estar en su lugar algún día, pero tus actitudes y aptitudes hacen que distes mucho de ser esa persona.

  1. No te intereso

Es claro que mi vida personal no tiene interés para ti. No puedo charlar contigo de temas informales y de mis intereses personales. Tampoco te interesa que tenga una vida profesional – personal plena al forzarme a, continuamente, cumplir horarios de trabajo muy por encima de los hablados en la entrevista que tuvimos, recargándote en tu comentario de “aquí hay hora de entrada, pero no de salida”.

  1. No hay comodidad para mi trabajo

Me hubiera gustado mucho que me permitieras tener un escritorio en buenas condiciones, y no “el gallito” que me diste que tiene 20 años en la empresa. también hubiera estado genial que mi silla fuera cómoda, con un buen respaldo y descansabrazos, pues aquí paso gran parte del día; esto de la silla me puede más cuando veo la silla de $5,000 pesos que tú tienes.

Igualmente, hubiera sido bueno que no quitaras el café y las galletas que, si bien son “simplezas”, también son un signo de que te interesa que esté a gusto; y no que nos digas que las quitaste porque “no había presupuesto para esto” … ¡Por Dios… a lo mucho son 350 pesos a la semana!

  1. No tienes ideales

En el tiempo que estuve trabajando para ti, y lo digo así porque nunca sentí que fuera “contigo”, jamás entendí por qué hacíamos lo que hacíamos, cuál era el valor agregado de esta empresa. Para, así entenderlo, vivirlo y empatarlo con las metas que tengo como persona. Lo único que me quedé de tu supuesta misión, era que la empresa estaba para generar riqueza.

  1. Mantienes gente nociva en la empresa

Nunca entendí porque mantienes al Sr. Godínez en la empresa, si trabaja 3 horas al día efectivas, se la pasa quejándose de ti y de la empresa, en el chisme, divide a la gente y aporta absolutamente nada al equipo. Y lo más insultante y molesto es que ¡gana más que yo! Por favor considera que la gente así tiene un impacto sumamente negativo en todos lo que sí queremos contribuir a la empresa.

  1. No me das retos; no tienes mis tareas bien definidas

Mis padres me criaron diciéndome que podría lograr lo que me propusiera y que haría algo importante para el mundo, y en la empresa no logro captar cómo mi trabajo está haciendo la diferencia para hacer una mejor y más grande empresa. Los trabajos que me has dado parecieran que son de relleno y no los retos que tanto te pedí en mi entrevista.

Toma en cuenta que tengo 28 años, no estoy casada (o), ni tengo planes para hacerlo pronto. No tengo hijos, no tengo una renta que pagar, tengo grandes conocimientos, ambiciones y he estado en varias partes del mundo; por lo que encontraré un trabajo en donde puedo cumplir mis metas.

Atentamente,

Un Millennial

 

C.P. y M.I. LUIS A. ARRATIA DÍAZ

luis.arratia@zesatiinternacional.com